¿Alguna vez te ha pasado, que estás en el supermercado y vas por el pasillo y tu carrito se atasca o se desvía hacia un estante y terminas cogiendo el producto contra el que chocó, aunque no estuviera en tu lista? ¿Has estado caminando por un centro comercial al que solo fuiste a comer y terminaste entrando en una tienda de ropa o de videojuegos y comprando algún artículo? Déjame decirte que entonces has sido “una víctima más” del neuromarketing.

Y es que de eso se trata, de una manera muy resumida esta estrategia de ventas, de poder influenciar en las acciones de los consumidores mediante estrategias que vayan orientadas a sus sentidos y emociones. Por eso  compraste el producto en el supermercado, porque el “accidente” con el carrito te obligó a verlo y no seguiste de largo y por eso también entraste en la tienda de ropa o videojuegos, porque la música o la iluminación de la tienda lograron captar tu atención.




Definiendo el neuromarketing

Formalmente podemos definir el neuromarketing como la aplicación de técnicas correspondientes a la neurociencia en el marketing para lograr obtener reacciones de las personas o consumidores frente a diferentes estímulos.

Podríamos decir que el neuromarketing es una técnica de mercadeo realmente efectiva porque logra meterse en la mente del consumidor e influenciarlo para que tome una decisión de compra, aunque realmente no lo tuviera en sus planes.

El neuromarketing, se centra en la memoria, la atención y las emociones de los consumidores frente a un producto o marca, de esta manera nos permite adelantarnos a las motivaciones del consumidor durante el proceso de compra.

Veamos los tres tipos de neuromarketing y cómo influyen en el consumidor cada uno de ellos:

Neuromarketing Visual: La percepción visual del consumidor, supone el primer contacto con nuestra marca y debemos ser capaces de captar su atención e interés, pero sobretodo su curiosidad.

Neuromarketing auditivo, basada en el oído y en la percepción del entorno por el consumidor en base a lo que escucha, siendo altamente influyente y capaz de transmitir emociones.

El Marketing Kinestésico: A través del cual, un sabor, una fragancia o un tacto especial, nos permite cautivar al consumidor y hacerle recordar nuestra marca a través de estos tres sentidos.



Formas de utilizar el neuromarketing

influenciar en las acciones de los consumidores mediante estrategias que vayan orientadas a sus sentidos y emocionesCLIC PARA TUITEAR

Hay muchas maneras de influir en la mente del consumidor con sencillas técnicas que dan grandes resultados, a continuación te damos algunas de esas técnicas para que veas las forma en las que podrías utilizarlo.

  • Mejora el diseño de tu producto: En base a los gustos que veas en tus consumidores usa formas de Packaging y colores que logren llamar su atención, por ejemplo el color rojo de coca cola o la forma curva de sus botellas.

  • Cuida la forma en la que presentas los precios: Para un consumidor el hecho de ver .99 en la etiqueta le genera la sensación de que el producto es más económico, por lo cual lo comprará. No es lo mismo o no genera la misma percepción que digas que algo cuesta 10 Euros a que digas que cuesta 9.99.

  • Apunta a los sentidos de tu cliente: olores, colores, sonidos y texturas te ayudarán a obtener mejores resultados.

Cualquier empresa o negocio quiere vender más y el Neuromarketing nos puede ayudar, pero tenemos que utilizarlo como su propia palabra indica, con neurona, es decir, con inteligencia, ya que como veremos en el próximo artículo, su utilización tiene grandes ventajas, pero también algún que otro inconveniente si no se utiliza correctamente.




		

Marketing DigitalNeuromarketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad.